Sigue este blog por email

martes, agosto 17, 2010

Paseo por el cine 2010

John Hillcoat
La carretera
2009 USA
111'
35 mm color; 2,35:1
apocalíptica - suspenso
The road

***** ***





Diría que el apocalipsis no se ha retratado en el cine con la angustia y el realismo que lo trata este film.
¡Esperé décadas para ver una película así!No hay esperanza alguna en The road, ni siquiera en sus "héroes", esa familia sana perdida en la Tierra devastada por algo así como un meteorito... Otra vez, no hay explicaciones científicas, no es una lección de astrofísica, es un film que por su densidad no parece surgido de la matriz industrial, hasta por momentos recuerda la estética europea oriental, no quiero decir la de Stalker, que contaba con uno de esos mágicos fotógrafos soviéticos, pero sí que va directo a retratar el mundo sumido en un invierno permanente sin la menor concesión a los colores. Se aparta sensiblemente de otra gran saga apocalítica, los Exterminio de Danny Boyle (y Juan Carlos Fresnadillo), en el extremo estético opuesto, saturado de tonos chillones y contrastes más cercanos a la estética publicitaria, bien a lo Boyle.
Es por estas razones que La carretera puede resultar bastante difícil de transitar.Los conflictos dramáticos de sus protagónicos son tan cercanos a los que uno se imagina deberían surgir en un real apocalipsis, que llegan a incomodar y perturbar más que cualquier otra producción de este género. No extraña la coincidencia de varios críticos en destacar el realismo del film.
Se dice que la novela (The Road (La carretera)) de Cormac McCarthy es infinitamente más rica en imágenes... qué novedad, pero el cine gracias a sus propios artistas no es una mera transcripción de la literatura y la película por sí sola conmueve y perturba.
Por último, y un poco para contestarle al crítico de Revista 23, Hernán Ferreirós: "el perro que se salvó de la parrilla" es precisamente la señal que el niño necesitaba para identificar a los "buenos"... y lo dice alguien que en ese futuro no hubiese dudado en comerse el asadito de perro.
APC, 28-6-2010.


................................................................................................................................................................
Daniel Alfredson
Millennium 2: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina
2009 Suecia, Dinamarca, Alemania
129'
35 mm color; 1,85:1
suspenso - policial
Flickan som lekte med elden
/ The Girl Who Played with Fire
***** *




La secuela de Millennium 1. Los hombres que no amaban a las mujeres me generó una sensación similar a la que tuvo esa mayoría de fans de Matrix con Matrix (2) Reloaded. "La primera parte es la mejor".
Sin embargo, contra las críticas negativas y las comparaciones medio chicatas con esa gran primera parte, opongo un simple argumento: ésta es otra película, otra historia, y lo que es más interesante, una exploración del mundo y la mente de ese personaje tan atrapante que es Lisbeth Sarander, la chica bonita de la foto, y la que pelea con esa mole motoquera en el clip.
Tan sólo por conocer el derrotero de esta heroína del nuevo milenio vale la pena ver la segunda parte de la saga de 3, que lejos está de ser una decepción como predice el ya vapuleado refrán (enumeremos la gran cantidad de buenas segundas partes que han surgido en los últimos tiempos: Batman returns, Kill Bill Vol.2, Matrix Reloaded, El Señor de los Anillos: Las dos torres, Terminator 2).
No es más de lo mismo, es mucho de Lisbeth, y es obvio que es ésa la intención del guionista, la historia se centra en ella, y es un puente para el capítulo final, la Millennium 3. La reina en el palacio de las corrientes de aire, ya filmada.
APC, 16-8-2010.


................................................................................................................................................................
M. Night Shyamalan
El último maestro del Aire
2010 USA
103'
35 mm color 3D; 2,35:1
fantasía - aventura - animé live action
The Last Airbender

*****




Es difícil apoyar algo cuando hay un tsunami de opiniones en contra.
Y una vez más, me toca ir en contra del tsunami.
Por empezar, debo admitir que me atrae mucho la serie animada Avatar: The Last Airbender (serie animada, 2005) de la que proviene esta versión "con personas", live action. Pero no he tenido la oportunidad de seguirla. Entonces, puedo admitir que los fans del animé despotriquen contra la aventura de Shyamalan. Yo mismo soy un fan de la animación japonesa y japonesoide.
Por continuar, he de confesarme un completo detractor de este director indo-estadounidense. Ni siquiera su tan alabado debut Sexto sentido me seduce; desde entonces lo he considerado una mezcla informe de estilos amalgamados por una sensibilidad repugnantemente edulcorada.
Sin embargo, de alguna manera, El último maestro del Aire que este neófito (neófito acerca de las aventuras de Aang), vuestro servidor, pudo disfrutar en la sala de cine 3D, resulta un film apresurado que debe explayarse sobre la destreza de un niño avatar (enviado de Dios/Cielo/Cosmos) y en las explicaciones sobre su destino y la historia de las 4 naciones en pugna en sólo 100 minutos. ¿El marco? Un mundo bastante bien recreado, unos personajes con la gravedad necesaria, una historia demasiado cercenada.
Y al contrario de varios críticos, percibí en Shyamalan una rara sensibilidad aplicada al género de las luchas orientales, con planos secuencias falseados que me parecieron muy bellos, refinados y complejos, bastante diferentes de las maravillas de Hero, Matrix o La casa de las dagas voladoras. Fue refrescante ver un estilo diferente, más cercano al tai chi chuan que al kung-fu o el jiujitsu + aikido tan promocionados por otras megaproducciones.
He leído que Rotten Tomatoes da 87% a Inception (El origen, de Christopher Nolan, 2010), mientras valora con 8% a El último maestro del Aire. Según opino, El origen es una lastimosamente malograda película onírica mutada en aburrida vorágine 007, y en todo caso, debería recibir el mismo puntaje que la primera parte de la saga del avatar Aang.
Como se nota, nadie mide las películas, el arte, con una misma vara.
Coincido sí en que no es necesario verla en 3D, este sistema no le suma nada a la cinematografía del film. Eso sí me parece una estafa al público y lamentaré mucho que se repita con otras películas pochocleras, ¡a estar atentos!
El placer de ver esta versión del animé Avatar: The Last Airbender hizo que me enamorara de sus personajes y su historia, invitándome a ver la serie animada, y que dejándome expectante sobre la continuación de la saga live action. Creo que M. Night Shyamalan no hizo un bodrio, sino lo que pudo desde su exacerbada sensibilidad con la tremenda saga de Aang, y ha sintonizado con una versión del avatar que a algunos nos ha tocado en el corazón.
APC, 18-8-2010.

No hay comentarios.:

Contador de visitas a partir del 27-4-2008